miércoles, 30 de octubre de 2013

ESTRENO DEL TRAILER

El pasado viernes teníamos la primera cita importante para nuestra serie: el estreno en La Térmica del primer tráiler de la serie completa “Fracasados por el mundo” y un encuentro de realizadores con Agustín Díaz Yanes.

Una mala gestión de nuestros nervios, podrían dejarnos físicamente inservibles a mitad de ese maratoniano día. En ese sentido, y cual si fuera nuestra familia, todo el equipo de La Térmica, nos ayudó a sentirnos como en casa.

En primer lugar, tuvimos el honor de asistir, junto a Álvaro Matías, a la presentación del Premio que La Térmica patrocina en nuestro venerado Festival Notodofilmfest. En una pantalla de dimensiones extraordinarias para una pieza que se ha movido preferiblemente en dispositivos de no más de de 10 cm, pudimos visionar de nuevo el piloto de “Fracasados por el mundo”. Nos trajo muy buenos recuerdos y, en ocasiones, y para desconcierto de la audiencia, incluso estuvimos a punto de sollozar mientras visionábamos de nuevo las experiencias estrambóticas de Jose Manuel Espencer.


Jose Manuel Espencer a tamaño descomunal

Después, nos esperaba el encuentro con realizadores, en el que participamos junto a Agustín Díaz Yanes.
A él sólo le conocía como el nombre que había firmado películas como “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto”, “Sin noticias de Dios” o “Alatriste”. Por la dureza de alguna de sus pelis, sospechaba que podía tratarse de un tipo místico y enfrentado al mundo. Una vez más, mi intuición social rozaba la demencia y la persona que tenía enfrente no tenía nada que ver con eso: después de hablar con él puedo decir que es de esas personas que todo aquel que se dedica al cine debería tener cerca cuando le entran dudas sobre lo que hace. La pasión por su oficio y su naturalidad y sentido del humor a la hora de abordar los distintos temas, me obligaron a redoblar esfuerzos por absorber como una esponja todo lo que decía. Un gran maestro, sin duda.

En el centro, Agustín Díaz Yanes, flanqueado por Álvaro Matías,
 con chaqueta azul y un servidor.

Por último, y para acabar el día, se proyectó el palmarés completo de la pasada edición del Notodofilmfest, así como el primer tráiler de nuestra serie. Con la obsesión enfermiza de no introducir en él demasiados spoilers, configuramos esta mini-pieza de 90 segundos en la que se avanzan algunos de los nuevos personajes que acompañarán a Espencer en sus nuevas “aventuras”. Nadie dijo que fuera fácil, Jose Manuel...

Aquí os lo dejamos:


viernes, 11 de octubre de 2013

DÍA 1. PRIMERAS REACCIONES

Parte del equipo técnico empieza a desenvolverse con mucha soltura por los exteriores de Málaga. Además, la amistad profunda que entablamos en pocos minutos con la mayoría de bedeles del set de rodaje, nos da mucha paz y nos permite entrar y salir del mismo con la frescura de un gavilán.

Las primeras imágenes que captan nuestras cámaras, son acogidas por curiosidad por los paseantes playeros. Dos cuestiones parecen torturarles; una de tipo más genérico: ¿en qué canal se emitirá lo que estamos grabando en esos instantes? Observamos un desasosiego palpable cuando contestamos que no es cosa de Canal Sur. Primeros potenciales espectadores defraudados, maldita sea!

Pero hay otra cuestión, de índole más técnico, que les preocupa y que nos produce mucha perturbación: ¿la señal es en directo? Demonios! tal vez los que hemos considerados como meros extras, estarían dispuestos a vaciarse en una interpretación superlativa en función del tipo de retransmisión! Las posibilidades del reparto de Fracasados por el mundo se multiplican…


Sobre las rocas, arriesgando un esguince que arruinaría la semana entera de rodaje

jueves, 3 de octubre de 2013

CONEXIÓN RADIOFÓNICA

El pasado Martes tuve el honor de hablar con Vicente Sanz en su emisora, Radio Univers Valencia, sobre Fracasados por el mundo.

Siempre he tenido la absurda curiosidad de preguntarme en qué situación se encuentran los colaboradores de radio que entran en directo y por teléfono a antena: paseando con su familia, poniéndose el pijama, concentrados en una habitación aislada sin nada que les perturbe?

Por si alguien siente esta misma preocupación irracional, puedo desvelar que, en este caso, y debido a mi obsesión enfermiza por salvaguardar la calidad del audio, me encontraba, en el momento de la conexión, comodamente alojado en el interior de mi vehículo, con las ventanillas cerradas y a una temperatura media entre 38 y 43°C, mientras forcejeaba con un vendedor furtivo de kleenex. Este es el resultado…


video